De copas con Pilar

cocktail-glasses

Anoche estuve de copas con una amiga socialista que por casualidad también es funcionaria -de esas que siempre está de baja- y después de unas copitas surgió el tema de la política. Procuramos no hablar nunca de política pero el caso es que una amiga me preguntó sobre la crisis y yo le di mi opinión: lo peor de la crisis está por llegar, el año que viene va a ser más duro que este.

Ella en total discrepancia conmigo pensaba firmemente que el año que viene empezaremos a salir de la crisis, y la única razón de que no estemos saliendo de la recesión como el resto de países de nuestro entorno no es otra que fuimos los últimos en entrar, por lo que es normal que seamos los últimos en salir.

Yo la escuchaba atónito mientras me hablaba, es más, creía que me estaba tomando el pelo, repitiendo la versión oficial del Gobierno. Pero entonces empezó a decir que yo no vivía en el mundo real y que la crisis fue culpa de Aznar y de la avaricia de los constructores y los empresarios. Según ella Aznar debería haber puesto freno a la avaricia de los empresarios que quieren ganar de más e igualmente con los constructores.

Yo, por supuesto no quise discutir, tengo muy claro que el PSOE ha gobernado el doble de tiempo que cualquier otro partido y que siempre se produce paro cuando gobiernan. Pero ese no es el caso. Lo que me dejó estupefacto fue su sinceridad de verdad se creía todas esas barbaridades de la verdad oficial. Seguramente no sabe que entramos en recesión a la vez que todos, sólo que aquí el gobierno lo ocultó y gasto todo el superávit. Ahora ya comprendo que al contrario que en todos los países civilizados, en momentos de crisis nosotros votamos izquierdas en lugar de derechas.

Lo más preocupante es que si unos quieren más control por parte de un estado con más peso específico y otros queremos justo lo contrario, no sé como podremos encontrar el equilibrio en este país.

Por lo que a mi respecta, tengo muy claro que nuestro Gobierno tiene ya demasiado peso, es muy caro de mantener, muy poco operativo a la par que algo injusto, debido al sistema de autonomías. También tengo muy claro que aún en el caso utópico y poco probable de que un socialismo pudiera funcionar, seríamos muy poco competitivos en comparación con los países de nuestro entorno. Lo cual no es en absoluto sostenible en un mundo tan globalizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s