Presidente interplanetario

Tal como me imaginaba nuestro Gran Timonel y presidente interplanetario de la Unión Europea, no ha tardado en dejarnos en ridículo. De hecho, es lo primero que ha hecho en su primera intervención relevante, tirando piedras contra nuestro propio tejado pidiendo sanciones para los países que -como España- no cumplan los objetivos de crecimiento económicos (que por supuesto no concretó) estipulados por La Unión Europa.

Lo que realmente me sorprende y de eso va esta entrada es la sorpresa de los políticos europeos. Acaso no lo conocían de antes a ZP. Yo puedo entender -de hecho lo veo a diario- la manipulación informativa española. Lo que no entiendo es esa estupefacción  e indignación de los políticos europeos. ¿No conocen a Nuestro Gran Timonel? ¿No han habían hablado con él antes? ¿Se informarán los políticos alemanes viendo los telediarios de La 1? ¿No tendrán servicios de información? ¡Yo creo que no! En mi opinión, simplemente estaban jugando al juego de la política. El problema del juego de la política (y decir siempre lo políticamente correcto) es que jugando, difícilmente se pueden aportar soluciones a la crisis  que nos azota. Sería momento de que los políticos empezaran a trabajar en serio y marcar directrices serias para crear una futura política económica europea.

Algo muy parecido me ocurre con la prensa internacional. Periódicos como Franfurter Allgemeine  Zeitung, The Economist, Financial Times, Le Figaro, o el Herald Tribune, que  en mi opinión, representan el liderazgo de la información mundial, parecen sorprendidos con Nuestro Gran Timonel. Por lo visto le compraban las noticias a la agencia Efe. Pues de otro modo no entiendo que se escandalicen justo ahora. Salvo, que consideren que España no tiene interés o relevancia alguna.

Lo malo, es que tras tanto congreso en Europa seguramente no se llegará a tomar ninguna determinación importante y cada país individualmente tomará su camino como siempre. Por eso, muchas veces, tengo la impresión que todos los países mandan a Bruselas a los políticos que no quieren en su propia casa.

En lo tocante a España, seguramente volveremos a sentir en nuestras carnes la vergüenza ajena que supone tener a ZP de presidente de la Unión Europea. Como único punto positivo encuentro que muy pronto todo el mundo sabrá quien es nuestro Gran Timonel.

Tan sólo nos queda rezar cruzar los dedos para que los chistes que sin duda surgirán,  debido a las locuciones zapateriles, tengan como objeto a Zapatero y no a España o los españoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s