Debate económico en el congreso o, como se suele decir últimamente, nada nuevo bajo el sol

El martes, en el congreso de los diputados, pudimos ver lo de siempre: un debate circular sin ninguna nueva aportación. Un ZP –en mi opinión- buscando cómplices para cargar con la culpa de la crisis y seguir despilfarrando un dinero que no tenemos, en lo que a él le da por llamar gasto social.

Pudimos ver un Zapatero que como es costumbre, no concretó cuales son los puntos para los que necesita el apoyo del PP y un Rajoy, que con buen criterio, (no se fía de un presidente que le ha mentido siempre que ha tenido ocasión) no quiere dar su apoyo incondicional sin conocer en que consisten esos supuestos pactos. “Le he ofrecido diálogo y usted pone condiciones” le dijo Zapatero a Rajoy. España es un país serio y usted no es de fiar. No confunda España con su persona”, respondió Rajoy a ZP.

Supongo que este debate fue ni más ni menos lo que cabía esperar, pues ambos líderes piensan lo opuesto tanto en la diagnosis del problema como en la manera de resolverlo. Mientras el PP propone austeridad, control del gasto y recorte de impuestos para reactivar el consumo; Nuestro Gran Timonel quiere gastar más y subir los impuestos y crear más deuda pública; apostando a mi entender, por una España subvencionada.

Por eso no entiendo – y es este es el motivo que me lleva a escribir este artículo- como se podrían sentar las bases de un acuerdo. Como tampoco entiendo las expectativas que pretendían crear los medios de comunicación sobre un debate que, como de costumbre, a todas luces iba a resultar completamente estéril.

Al final del debate Nuestro Gran Timonel, salió victorioso –según todos los telediarios- del debate, sin que ni los más de cuatro millones de parados, ni el déficit, ni las críticas internacionales hicieran mella en su –inconsciente a mi entender- optimismo. Aislando al PP una vez más y gracias al auxilio de sus amigos de CiU y PNV, los cuales –creo- están muy preocupados por el futuro de España. Además, haciendo uso de su inagotable talante, formalizó una oferta para alcanzar un amplio acuerdo, eso si, sin concretar medida o reforma económica alguna.

Y como colofón Nuestro Gran Timonel anunció la creación de una comisión integrada por Elena Salgado, José Blanco y Miguel Sebastián (el de las bombillas) para canalizar las negociaciones con todos los partidos. Con el fin de, en el plazo de 2 meses, redactar un documento de acuerdo sobre competitividad, empleo, política industrial, déficit público y sistema financiero. Lo que según mi opinión, no es más que otro pretexto para conseguir una nueva foto para El Gobierno.

Anuncios

3 Respuestas a “Debate económico en el congreso o, como se suele decir últimamente, nada nuevo bajo el sol

  1. Estoy de acuerdo, y pienso que no toman ninguna medida que en realidad sea seria, cuando con una simple palabra AUSTERIDAD bastaria

  2. No se van a poner de acuerdo porque ambos sirven al mismo amo, y la dualidad PP-PSOE es una farsa para aparentar la existencia de una alternativa.

    Por eso antes pactan con los separatistas que entre ellos.

    El único caso en el que se unen es ante un enemigo común, como hicieron contra Jesús Gil y Gil, (dejando de lado que este fuera un golfo), porque este los quería (y estaba) desalojando de los ayuntamientos, teniendo expectativas más altas. Ahí se les vió el plumero, ahí quedaron en evidencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s