Expedientado a los cinco años

Escurrir el bulto cuando un problema no nos afecta directamente, se está convirtiendo, por desgracia, en una costumbre española. Y les digo esto porque he leído que un colegio de Sitges ha marcado con una señal en rojo el expediente de un niño de 5 años por no hablar catalán en el patio. El niño que entendió perfectamente que una marca roja era algo negativo, pero fue incapaz dilucidar lo que había hecho mal, para merecer dicha marca en su expediente.

Me costa que en Cataluña existe una política muy activa de discriminación del español. Pero vigilar a niños de 5 años, para ver lo que hablan en su tiempo libre cuando están en el patio me parece una aptitud que -por decirlo una manera amable- está muy cerca del fascismo. Además, mucho me temo que cosas como estén empezando a suceder más habitualmente de lo deseable en Cataluña.

No obstante, a mí lo que realmente me enerva, y por eso escribo estas líneas, la total indefensión a la que queda expuesta un niño de cinco años ante la pasividad absoluta del Estado. Se ha echado en falta, en mi opinión, alguna acción por parte de un ministro de cultura o un defensor del pueblo o un defensor del menor o un juez o quizás, de alguna de esas miembras quijotas del Gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s