El problema de los ministros del PSOE

No sé muy bien exactamente cual es la dinámica en el trabajo de un ministro. Supongo -por suponer- que ejercer de ministro consiste básicamente en hacer uso intensivo del menos común de los sentidos: el sentido común.

Me imagino que si me viera en la tesitura de ejercer como ministro, mi primer paso sería apoyarme en los asesores que son en realidad todos esos funcionarios -que trabajan en la sombra-  que son los que realmente llevan el peso del ministerio.

Pienso que la función de un ministro es en realidad una función meramente directiva. Así con un presupuesto y unos medios determinados deben dirigir a todos esos funcionarios para llevar a cabo determinadas funciones con la mayor diligencia y economía posible.

El problema con nuestros ministros, a parte su total falta de preparación, es que en lugar de hacer uso de la experiencia de los funcionarios capaces de la administración, suelen rodearse de amigotes a modo de asesores de libre designación.

Esto, y el bajo perfil de (en general) nuestra clase política, son en mi opinión, las razones de tanta inoperancia y tanto sobre coste en Nuestros Ministerios. Por eso pienso que mientras todo el poder esté en manos de los políticos y no haya una separación de poderes real, y mecanismos de control que escapen al poder político, no podrán mejorar las cosas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s