Archivo de la etiqueta: economía

Sanidad, educación y jubilación de gestión privada, por favor

Estoy harto de pagar una sanidad pública que no utilizo, una enseñanza pública en la que que ni creo, ni confió, ni quiero para mi hija y una jubilación que seguramente no disfrutaré. Cuando digo esto -que es bastante a menudo- siempre sale alguien al paso con la historieta de que hay que ser solidario, que quiero un país de analfabetos en el que sólo los ricos puedan estudiar, que quiero una sanidad como la de Estados Unidos, carísima y malísima, en la que la gente muere en la puerta de los hospitales. Y respecto las pensiones, que quiero que los más desfavorecidos mueran de hambre.
Pues bien, les voy a contar lo que quiero: quiero poder elegir.
En lo tocante a la sanidad, quiero, ya que me obligan, poder elegir una mutua de seguro privada, como antaño hacían los funcionarios, y el dinero que pago de más para cubrir la sanidad de los más desfavorecidos se emplee en hospitales de gestión privada, por que soy de la opinión de que son más baratos y están mejor gestionados. Por supuesto aquellos que crean en la enseñanza pública que sean atendidos en hospitales públicos y que sus impuestos sobrantes vayan a parar a hospitales públicos. Así podríamos tener una Seguridad Social, dimensionada acorde al número de potenciales pacientes que tiene que atender.
Con respecto a la enseñanza, creo ya lo he dicho muchas veces, quiero cheques escolares, que cada eduque a sus hijos donde quiera. ¡No quiero que adoctrinen a mi hija! Y sobretodo no quiero pagarle las matrículas a aquellos universitarios que suspendan. Pero eso si, no me niego a que gente más solidaria que yo pague las carreras a los que suspenden repetidamente o estudiantes mediocres.
Con respecto a las jubilaciones, también obligatorias, ya que -forzosamente- tengo que invertir en mi jubilación, quiero poder hacerlo en un fondo de capitalización privada. ¿Hay que aportar algún dinero para los más desfavorecidos? Se aporta, pero quiero que lo gestionen fondos privados. En ningún caso quiero que pueda ser gestionado por políticos.

Anuncios

Los ordenadores y El Estado

20121114-224306.jpgTengo una amiga que se ha puesto enferma y está de baja y me ha pedido que le escanée el volante de la baja para mandarlo a su trabajo por e-mail.
Me he llevado un grata sorpresa al ver que se trata a de una hoja impresa, con una impresora láser, en un ordenador en lugar del típico formulario escrito a.boli con copia que usaron la última vez que caí enfermo pedí la baja.
A pesar de mi alegría inicial, para con la función pública, en seguido me he quedado estupefacto al saber que el sistema, salvo por el formato del parte de bajá no ha cambiado lo más mínimo. Pues hay que enviar el parte de bajá a la empresa para que esta lo envíe a su asesor laboral que a su vez lo envía de nuevo a la Seguridad Social.
Si lo he entendido bien, resulta que un documento emitido por la Seguridad Social, acaba en la Seguridad Social pasando por tres intermediarios. ¿No cabría esperar que un documento informatizado fuera directamente a todos los ordenadores que proceda sin tanta intervención humana?

261.000.000.000,00 €

20120514-232348.jpg
Doscientos sesenta y un mil millones de euros. ¿Adivinan a que corresponde esta cifra? Esta cifra es el monto de deuda española que obra en poder de la banca española. Este importe equivale a la recaudación de impuestos de dos años.
¿Les parece que la situación es grave? Si les parece que no lo es, o simplemente que no es para tanto, tengan que a esa cifra hay que sumar los intereses y por supuesto la deuda en manos de inversores extranjeros…
Por eso no puedo entender a todos esos indignados, tan indignados con los recortes. La solución al problema de la crisis de deuda pasa necesariamente por recortar todo tipo de gasto prescindible. ¡Se acabó, ya no somos ricos!

Crónica de una muerte anunciada: la crisis de deuda

20120430-203713.jpg
Hoy me ha llegado una propaganda ofreciéndome una ganga: me ofrecen 25.000 € al 11,79% TAE. Sin embargo, esta misma entidad bancaria a cambio de ingresarles 25.000 €, tan sólo me ofrecen -y está muy bien- el 3,25%.
Este es el motivo por el que les voy a contar lo que, según mi opinión, está pasando con el crédito en España y causando esta sequía de liquidez, a pesar de la gran cantidad de liquidez -a bajo interés- que ha estado inyectando el Banco Central Europeo al sistema bancario español.
Si lo entendido bien, o mejor dicho, si estoy entendiendo bien lo que está pasando, es que los bancos, están comprando deuda pública que les genera un 6% en lugar de prestárselo a las empresas. Según este modelo los bancos cambian la inseguridad y baja rentabilidad de prestar dinero a la empresa privada por la seguridad de dejarle el dinero al Estado. Esto aparte de agravar la sequía de liquidez, sin duda acarreará una subida importante del precio del dinero para las empresas que todavía resisten.

El árbol que no deja ver el bosque

20120118-001408.jpgTras el modélico traspaso de poderes en el que el gobierno saliente ocultó un 2% del déficit, resulta que sólo tenemos un déficit del 8% y que hay que subir impuestos. No quiero, ni imaginar lo hubiera sido un traspaso no ejemplar que hubiera acarreado con responsabilidades penales. ¿Un desfase del 5% tal vez?
Disculpen la ironía, pero ocurre que no me creo lo del 8%. Es más, si quieren mi opinión, el déficit sobrepasa el 15%, sin contar Andalucía que seguro que esconde algo.
El hecho, es que han subido todos los impuestos exageradamente y a pesar de ello, nuestra nota ha bajado 2 puntos según las agencias de calificación, dicho de otro modo, las agencias de raitng no creen en que seamos solventes.
Por otra parte, mucho me temo que si el PP gana las elecciones andaluzas, ni descubriremos lo que esconden en Andalucía, ni llegaremos a saber el déficit real.
Pienso que lo maquillarán para no alarmar a Europa. No obstante, de lo que si estoy seguro, es de que subirán el IVA, para compensarlo.
Y ahora, que parecen haberse agotado los culpables (los neocons, los malditos especuladores, la crisis internacional), lo más fácil es culpar de la situación a Las Autonomías gobernadas por el PP. Pero no debemos olvidar que el último responsable de lo ocurrido en España es, o mejor dicho fue, ZP…

Mal comienzo

20120111-004321.jpgDesde que el contador de nubes ganó las elecciones, los españoles nos hemos endeudado a razón de 10.000 millones de euros diarios. Yo, tengo la esperanza de que este nuevo Gobierno invierta esta situación y nos saque de esta crisis de una vez por todas. Por esa razón soy consciente que van a subir todos los impuestos (IVA incluido) y que habrá recortes sociales de todo tipo, es decir, espero la muerte súbita del mal llamado Estado del Bienestar.
Por otra parte, tengo que reconocer que me he desanimado bastante, al conocer las primeras medias que ha tomado el Nuevo Gobierno, pues comienzan por exigir un mayor esfuerzo fiscal a la ciudadanía en lugar de hacerlo recortando gastos superfluos como yo esperaba.
Por todo lo anterior no sé que pensar. O bien la situación de nuestro déficit es mucho más grave de lo que se atreven confesar o bien este Gobierno es tan cretino como lo fue el anterior.

El plan Marshall europeo ó crisis de deuda II

Como es bien sabido a finales de la segunda güera mundial los americanos concibieron (o mejor dicho se a acartone de la manga) el plan Marshall para ayudar a los países de Europa que acaban de salir de la guerra y evitar que se vieran influenciados por la URSS.
En opinión de muchos hicieron dólares sobrepasando el valor real de sus reservas de oro… O dicho de otro modo, pusieron en marcha la máquina de imprimir billetes.
Algo parecido es lo que va ha hacer el Banco Central Europeo. Emitirá más euros para prestárselo a los bancos. ¿Para qué? ¿Para inyectar liquidez al sistema? Pues mucho me temo que no. Los bancos si sucede igual que cuando El Estado les ayudó, se limitarán a compra deuda pública de sus estados.
Y esa es la sensación que tengo de lo que que va ha suceder en Europa. El BCE emitirá más billetes para dejárselos a los bancos y que estos compren bonos del estado en espera de tiempos mejores. ¡Con billetes que no valen nada, se comprarán bonos que no valen nada y ya lo pagaremos los ciudadanos!