Archivo de la etiqueta: Los habitantes de la burbuja

La sexta

El lunes haciendo zapping oí por casualidad en el noticiario de La Sexta que habían ganado no sé qué premio y que eso les animaba a seguir ofreciendo una televisión de calidad… Supongo que sería un premio de estos de autobombo que se conceden todas las televisiones a si mismas. Pero en ese momento, encontré la inspiración.

He de reconocer que no se muy bien lo que significa televisión generalista y de calidad. ¿Eso existe en España o es una utopía? No obstante, esta semana, con el fin de documentarme un poco he intentado prestar un poco de atención a la programación de este canal. De paso, he querido comprobar si los de La Sexta so tan sectarios como dice Federico Jiménez de Los Santos y así, de paso, matar dos pájaros de un tiro.

Que yo supiera, este canal, partidos de fútbol y  carreras de coches aparte, sólo emite series de segundo orden de los 90, películas muy antiguas también de los 90 y publicidad a mansalva.

Después de una semana de observación he de decir que son dignos de mención por lo grotescos y falsarios que resultan, los noticiarios, el programa de Gran Wayoming. La otra gran estrella de la cadena parece ser Buenafuenta, que si bien es cierto que en catalán es muy gracioso, hablando en español pierde toda su gracia. Aunque de todas formas es programa de este último no deja de ser una burda copia de Crónicas marcianas.

También me han llamado la atención esos programas que se dedican al agravio comparativo mostrando las clases más humildes de la sociedad o justamente todo lo contrario. No se que pretenden transmitir a los espectadores, el desprecio a los ricos o hacerles ver que podrían encontrarse en una situación mucho peor, y que no hay motivo para quejarse.

Quiero decir, que para mí, lo más molesto de las producciones de La sexta, es sin duda, la mala educación que supuran estas. Soy de la opinión de que en la búsqueda de ser lo más progres posible, confunden a menudo , la irreverencia que persiguen con la mala educación que rezuman.

Por todo ello, he llegado a la conclusión de que dejando de lado el puro interés mercantil, el objetivo principal de esta cadena es el desinformar y embrutecer a sus televidentes. La sexta, es, en mi opinión, un canal destinado a evitar que los habitantes de la burbuja, miren hacia fuera y perciban la realidad de las cosas, para convertirlos definitivamente en esclavos felices. Ahora, ya entiendo el contante apoyo de nuestro Gobierno a esta emisora y como pudo ganar ZP las pasadas elecciones.

Anuncios

Gratis total

El otro día supe que la Hípica Almenara se constituyó el 14 de mayo de 2001 con un capital social de 15.000 euros. Si quieren mi opinión, esta suma, no alcanzaría siquiera para abrir un kiosco. Pero lo más gracioso es que de ese capital social sólo 3.000 euros fueron en metálico y el resto hasta completar el capital social fueron aportados en especias con un coche y un remolque.

Convertir un secarral en una hípica con 3.000 euros hubiera sido imposible sin la inestimable colaboración del Pocero y de Porcelanosa. Por eso mi conclusión no puede ser que Bono ha montado un emporio económico gratis total, o lo que es lo mismo, con un coste para su bolsillo de 3.000 euros.

Por otra parte, no hay que olvidar la nada desdeñable contribución de empresas como Banco Santander, Endesa, Beatriz Hoteles, Mahou, CocaCola, Telefónica o Iberdrola, cuyos patrocinios han posibilitado que esta empresa alcanzara unos beneficios tan elevados como los que comenta la prensa. Lo cual me hace pensar en la gran diligencia que tienen de los directivos de estas grandes empresas para con sus accionistas.

Además está La Justicia, que por lo visto, ni siquiera ve ningún problema en la vulneración de la legislación sobre  incompatibilidades que el propio Bono aprobó en 1997. Claro, que seguramente, Bono aprobaría dicha legislación con fines  meramente publicitarios (o bien con vistas a sus sucesores) y no pensado en el mismo.

Mientras tanto, Los habitantes de la burbuja y La Justicia, están preocupados de si a Camps le regalaron los 3 trajes (y el chaleco blanco), o los pagó de su bolsillo.

En defensa de Garzón ¿Por qué?

Me he quedado estupefacto al ver esta tarde en la tele las manifestaciones en favor de Garzón. Más que nada por las consignas que se gritaban y por las banderas republicanas. Me produce gran consternación ver como los habitantes de la burbuja han sido manipulados una vez más para apoyar a un juez multimillonario que a todas luces parece corrupto.

Los habitantes de la burbuja no se dan cuenta, que ellos son en realidad, lo que tanto dicen odiar, unos fascistas. Salen a la calle a vociferar como ganado, en tropel, para pedir que no haya justicia. Por lo visto prefieren la injusticia.

Lo que no me ha quedado claro es si no quieren que haya justicia por que la denuncia la hizo Falange Española, o por que piensan que Garzón debe estar por encima de la ley.

No obstante, que la gente se preocupe por estas nimiedades e ignore por completo el problema económico que se nos viene encima, denota una ceguera absoluta o una inconsciencia sublime. Por eso hago bien en llamarlos los habitantes de la burbuja.

Los habitantes de la burbuja

Tengo entendido que los peces de colores tan sólo tienen una memoria de dos segundos y por eso pueden vivir en su pecera. Resulta que cada vez que dan una vuelta por su pecera vuelven a descubrir un nuevo e inexplorado mundo, pues no son capaces de recordar que ya han pasado antes por ese mismo lugar una o mil veces.

De esta forma, son capaces de vivir siempre felices en un mundo nuevo cargado de nuevas experiencias a pesar de vivir (en realidad) confinados en un hábitat tan limitado como es su pecera.

Muchos ciudadanos de esta sociedad española nuestra, parecen comportarse como los peces de colores y por analogía me gusta referirme a ellos como los habitantes de la burbuja. Lo verdaderamente esperpéntico del asunto, es que ellos, a diferencia de los peces de colores, no se esfuerzan en mirar hacia el exterior de su burbuja.