Archivo de la etiqueta: refranero

Elena Salgado 2.0

Mi hija cumplió 2 añitos en noviembre y es de esos niños que les cuesta hablar. De hecho, aunque en la guardería no lo digan, es de las que peor habla de su clase. Mi sobrina cumplirá 6 años en mayo y es de esas niños que habla bien desde siempre asombra por lo bien que habla, no sólo por la gran riqueza de léxico que emplea. Ni siquiera conjuga mal los verbos irregulares.

Yo con el propósito de que se lleven bien las junto siempre que tengo ocasión, por ello se ven como mínimo una vez por semana. Desde hace ya algún tiempo vengo un comportamiento un tanto extraño, que por otra parte, varios amigos míos han corroborado que es normal. Cuando ambas están juntas mi hija tiene de a comportarse como si fuera más mayor mientras que mi sobrina todo lo contrario, parece que sea más pequeña.

No sé si ustedes lo han percibido, pero yo he notado un cambio de conducta parecido al de mi sobrina en Elena Salgado.

Ahora dice tonterías que antes no decía. Por citarles un breve ejemplo, el pasado lunes dijo que la rehabilitación de viviendas es mucho más sostenible que la construcción de viviendas nuevas. Muchos piensan que nuestra Ministra de Economía accedió a su cargo por su sumisión a nuestro Gran Timonel más que por sus méritos propios o su preparación para dirigir la economía de un país. Pero no es mens cierto que cuando entró en el cargo, no decía tantas estulticias. Por ejemplo, cuando puso cara de poker al encontrar partidas imposibles de cumplir en su lectura de los presupuestos 2010. Incluso hubo momentos en los que se le dibujaba una sonrisa involuntaria cuando leyó ciertas previsiones -que yo calificaría de barbaridades- imposibles de cumplir en el mismo.

Quizás, al no tener una misión concreta en Economía, salvo la de seguir ciegamente las ordenes de nuestro Gran Timonel haya decidido entrar en el club de los políticos que solamente dicen chorradas (como Leire Pajín o Bibiana Aído) para asegurarse un futuro próspero dentro del PSOE. O tal vez, haya que darle la razón al refranero español al decir que quien con niños se acuesta mojado se levanta.

Anuncios