Archivo de la etiqueta: Rubalcaba

Libertad de enseñanza

Este video propagandístico electoral de PSOE que el Partido Popular esta favoreciendo la enseñanza privada y concertada en detrimento de la enseñanza (que ellos denominan) pública de calidad, en las comunidades en las que gobierna.

El video que más que hablar de enseñanza, tema que omite por completo,  habla de clases sociales, es en mi opinión un video cargado de ideología que sugiere que los defensores de la enseñanza privada (PP), quieren perpetuar la diferencia de clases sociales. En otras palabras, parece un capítulo de Cuéntame y es tan rancio como Rubalcaba.

No obstante, consciente de que todo esto es pura demagogia, yo solucionaría esta controversia de un plumazo. ¿Cómo? Con la libertad de enseñanza. El método es muy sencillo: dado que  cada alumno de la enseñanza publica nos cuesta alrededor de 6.500 € anuales, yo que soy muy liberal, daría a escoger a los padres de niños en edad escolar entre un cheque escolar de (hasta) 5.000 €, para que su padre lo lleve al colegio que estime oportuno o llevarlos directamente al  colegio publico de su barrio.

Por supuesto que si un colegio publico no consiguiera alumnos por el motivo que sea despediría a los profesores (sean funcionarios o interinos) sin derecho a indemnización (ni cambio de destino), dado que pienso que sólo así, se esforzarían para que el centro funcionara correctamente.

Creo que con este sistema conseguiríamos dos cosas: abaratar los costes de la enseñanza publica y dar la libertad de escoger a aquellos que sinceramente creen en la enseñanza publica… A esto yo lo llamo libertad de enseñanza y creo que la constitución también.

Anuncios

El pepinazo

No voy a entrar en las razones que han movido al gobierno alemán ha llegar a la conclusión de que son los pepinos españoles los causantes de la epidemia que están padeciendo en Hamburgo y no en el resto de Alemania. Tampoco voy a juzgar a Rusia que ha decidido cerrar sus fronteras a la entrada de frutas y hortalizas españolas.

La razón para no entrar en este tema, es que realmente no creo que El Gobierno Alemán -que tiene en su haber cantidades ingentes de deuda española- nos desee la quiebra. Además no creo que prefieran las hortalizas de Marruecos por muy baratas que estas sean.

Lo que me cabrea es que nuestro Gobierno haya hecho, una vez más, gala una vez más de su absoluta inoperancia y encima nos tomen por unos cretinos, vendiéndonos que han -y siguen- trabajado muy duro en la solución de esta crisis.

Me enerva que se ha producido una crisis y Rubalcaba que debería haber coordinado a las miembras implicadas en la crisis, esté preocupado en las próximas elecciones o -mejor dicho- en joder al PP. Digo Rubalcaba porque con Nuestro Gran Timonel no se puede contar por ser interplanetario.

Me exaspera oír las declaraciones de la miembra de Sanidad, cuyo único mérito conocido es parecerse a Felipe González con una peluca rubia, hablar de lo mucho que están trabajando, cuando no han hecho absolutamente nada y todos los análisis vienen de fuera.

Me altera que la miembra de Exterior no haya protestado enérgicamente en Bruselas y diga que va a pedir indemnizaciones a Bruselas lo antes posible… Lo antes posible fue ayer.

Me produce un gran desasosiego, la pasividad de la miembra de agricultura, o como llamen ahora al ministerio responsable de la agricultura en España.

Y para terminar, me sacan de quicio, todas esas conspiraciones de países extranjeros – por no llamarlas “contubernios judeomasónicos”- confabulando contra España por ser el primer productor de frutas y hortalizas. Por no hablar de fotos comiendo pepinos que me recuerdan -por que no decirlo- a Fraga bañándose en el mar…

Hacia un estado policial

Nuestro Gran Timonel que decía hace una semana que no había crisis en El Gobierno, ha desmantelado el ejecutivo con el único fin -según dice la prensa- de intentar ganar las elecciones del 2012 y para ello a contratado de vicepresidente primero a Rubalcaba. ZP ha despedido impunemente y a tracción al más puro estilo dictatorial, a algunos de sus más allegados súbditos, cambiándolos por otros nuevos, sin siquiera avisarles por adelantado.

Con este último cambio de Gobierno ha quedado sobradamente demostrado lo que todos pensamos: todos los ministros de ejecutivo son intercambiables ya que -por lo visto- son todos igual de inútiles.

En teoría yo no debería tener ninguna opinión formada, pues como ya he dicho no creo que la gestión de este nuevo ejecutivo suponga diferencia apreciable con la del el anterior.

El único problema es que la vicepresidencia ha quedado en manos de lo que yo considero un auténtico fascista que carece de moral. Pues Rubalcaba es perfectamente capaz de encubrir terrorismo de estado, violar la ley electoral o montar una red de espionaje ilegal (como SITEL) si eso favorece al partido. Por eso creo que este ha sido un paso hacia un estado policial.

Deslealtad

Pepe Blanco considera -o eso dice- que la visita de Aznar a Melilla es una deslealtad para con el Gobierno de España. Por su puesto entiendo muy bien su enfado pues El gobierno ha quedado en evidencia ante sus electores demostrando una vez más su incapacidad manifiesta, como hacen siempre que se les presenta la ocasión. Además parece claro que a todos los fascistas les suele molestar que los ciudadanos libres ejerzan sus libertades y más aún si el ejercicio de estas supone dejarlos en ridículo.

No obstante, a mí, me gustaría saber que han hecho los ministros de este Gobierno para merecer esa lealtad por parte de Aznar. Es más siempre que hablan de él no les duele en prendas menospreciar su gestión. Si quieren mi opinión lo que ha hecho Aznar viajando a Melilla, es hacer oposición. Esa oposición que Mariano Rajoy, que parece que esté en los laureles, nunca hace.

Mientras escribo estas líneas se me están ocurriendo algunos ejemplos de deslealtad con que les voy ha citar seguidamente a ver si a ustedes les parece lo mismo.

Deslealtad con EL Gobierno es viajar a Rabat cuando el incidente de Perejil como hizo ZP. Si quieren ejemplos de deslealtad con los españoles se me ocurre que aceptar un cargo de presidente siendo manifiestamente incapaz de ejercer dicha función como tantas veces a demostrado ZP, es sin duda una deslealtad. Esto mismo, se puede aplicar perfectamente a la mayoría de ministros y sus asesores.

Pero como estamos hablando de Melilla les voy a contar que los casos más flagrantes de deslealtad son los Moratinos y ZP por siquiera molestarse en interrumpir sus vacaciones. Por no hablar de Rubalcaba que no ha movido un dedo en favor de sus policías aunque sean mujeres o de La Ministra de igualdad que se ha olvidado de que los marroquíes han ofendido a las mujeres policías por razones de género.

Nueva Ley de Tráfico, o cómo recaudar más

¿No les ha pasado que cuando está a punto de expirar su contrato de telefonía móvil les ofrecen un descuento ya sea en metálico, u ofreciéndoles un terminal nuevo a cambio de su fidelidad con la firma de un contrato de permanencia?

Las compañías telefónicas prefieren reducir su margen a cambio de fidelizar a sus clientes a la par que asegurarse unos ingresos mínimos.

Pues algo, parecido es lo que ha hecho Alfredo Pérez Rubalcaba con la nueva Ley de Tráfico.

Por un lado, nos reducen la multa por exceso de velocidad, nos quitan menos puntos (o no nos quitan ninguno) para que podremos seguir conduciendo durante más tiempo e incluso nos ofrecen un descuento del 50 % por pronto pago.

Por el otro lado, el límite a partir del cual se considera exceso de velocidad en las zonas de 120, comienza ahora en 121 Km/h, (al olvidar de incluir el margen de error de hasta un 10% en el valor calculado por el cinemómetro). Además, si nos acogemos al descuento, automáticamente perdemos nuestro derecho a interponer un recurso.

Si quieren mi opinión, El ministerio del interior, lejos de preocuparse por nuestra seguridad, se asegura de recaudar más dado que no sólo se han preocupado de agilizar el cobro si no que piensan añadir el número de denuncias al poner en marcha los radares de tramo, que partir de ahora, ya son legales. Pero eso no es todo, a partir de ahora, cuando circulemos por una carretera no sabremos cuando empieza y cuando acaba el tramo controlado, por lo que nos será difícil ajustar la velocidad, para evitar posibles sanciones.